Conozca al Equipo

Argos Centro Médico Veterinario esta creado con la premisa de realizar siempre un trabajo profesional y de excelencia para asegurar el bienestar de sus mascotas así como la tranquilidad de sus dueños.

Valores

valores Argos Veterinaria en Aguascalientes
  • Profesionalismo

    Ofrecer un servicio profesional y vanguardista es uno de los objetivos de ARGOS Centro Veterinario, teniendo siempre la meta de alcanzar la máxima satisfacción posible que merecen tanto nuestros clientes como nuestros pacientes.

  • Ética

    Nuestro equipo está capacitado para ofrecer la mejor solución posible para resolver el problema que tú y/o tu mascota presenten, anteponiendo siempre su necesidad al “provecho comercial”.

  • Honestidad

    El personal de ARGOS Centro Veterinario tiene muy en claro el valor de la confianza de nuestros clientes. Por lo tanto, es una de nuestras obligaciones el siempre tenerte informado respecto al servicio médico y/o zootécnico al que será sujeto tu mascota.

  • Respeto

    Todos merecemos ser tratados con respeto, siendo éste el primer valor que construye y fortalece las relaciones con nuestros clientes y pacientes.

  • Empatía

    Entendemos tus necesidades y es por esto que estamos comprometidos a ofrecer nuestros servicios para resolver los problemas que afecten en conjunto a ti y tu mascota.

Derechos del Propietario y el Paciente Veterinario Derechos del Médico Veterinario
Derechos del Propietario y el Paciente Veterinario

1. Recibir atención médica adecuada.

El paciente veterinario tiene derecho a que la atención médica sea otorgada por personal preparado de acuerdo a las necesidades de su estado de salud y a las circunstancias en que se brinda dicha atención.

2. Recibir trato digno y respetuoso.

El propietario y el paciente veterinario tienen derecho a que el personal les brinde atención y un trato digno y respetuoso.

3. Recibir información suficiente, clara, oportuna y veraz.

Es derecho del propietario que el médico veterinario tratante le brinde información completa sobre el diagnóstico, pronóstico y tratamiento de su mascota; se exprese siempre en forma clara y comprensible; se brinde con oportunidad con el fin de favorecer el conocimiento pleno del estado de salud de su mascota y sea siempre veraz, ajustada a la realidad, resolviendo las dudas que se llegasen a presentar.

4. Decidir libremente sobre su atención.

El propietario tiene derecho a aceptar o rechazar, de manera personal y sin ninguna forma de presión, cada procedimiento diagnóstico o terapéutico ofrecido.

5. Otorgar o no su consentimiento válidamente informado.

El propietario tiene derecho a expresar su consentimiento, siempre por escrito, cuando acepte sujetar al paciente veterinario con fines de diagnóstico o terapéuticos, a procedimientos que impliquen un riesgo, para lo cual deberá ser informado previamente en forma amplia y completa en qué consisten los beneficios que se esperan,  así como de las complicaciones o eventos negativos que pudieran presentarse a consecuencia del acto médico.

6. Ser tratado con confidencialidad.

El propietario tiene derecho a que toda la información que exprese al médico veterinario, se maneje con estricta confidencialidad y no se divulgue más que con la autorización expresa de su parte, incluso la que derive de un estudio de investigación al cual haya sujetado a su mascota de manera voluntaria; lo cual no limita la obligación del médico de informar a la autoridad en los casos previstos por la ley.

7. Contar con facilidades para obtener una segunda opinión.

El propietario tiene derecho a recibir por escrito la información necesaria para obtener una segunda opinión sobre el diagnóstico, pronóstico o tratamiento relacionados con el estado de salud de su mascota.

8. Recibir atención médica en caso de urgencia.

Cuando está en peligro la vida, un órgano o una función, el paciente veterinario tiene derecho a recibir atención de urgencia por un médico veterinario, siempre y cuando el propietario acepte de antemano los cargos que dichos servicios generen.

9. Contar con un expediente clínico.

El propietario tiene derecho a que el conjunto de los datos relacionados con la atención médica de su mascota sean asentados en forma veraz, clara, precisa, legible y completa en un expediente clínico.  En caso de necesitarlo, puede obtener por escrito un resumen clínico veraz de acuerdo al fin requerido.

10. Ser atendido cuando se esté inconforme por la atención recibida.

El propietario tiene derecho a ser escuchado y recibir respuesta por el personal cuando se encuentre inconforme por la atención recibida.

Derechos del Médico Veterinario

1. Ejercer la profesión en forma libre y sin presiones de cualquier naturaleza.

El médico veterinario tiene derecho a que se respete su juicio clínico (diagnóstico y terapéutico) y su libertad prescriptiva, así como su probable decisión de declinar la atención de algún paciente, siempre que tales aspectos se sustenten sobre bases éticas, científicas y normativas.

2. Laborar en instalaciones apropiadas y seguras que garanticen su práctica profesional.

El médico veterinario tiene derecho a contar con lugares de trabajo e instalaciones que cumplan con medidas de seguridad e higiene, incluidas las que marcan la ley, de conformidad con las características del servicio a otorgar.

3. Tener a su disposición los recursos que requiere su práctica profesional.

Es un derecho del médico veterinario, recibir del establecimiento donde presta su servicio: personal idóneo, así como equipo, instrumentos e insumos necesarios, de acuerdo con el servicio a otorgar.

4. Abstenerse de garantizar resultados en la atención médica.

El médico veterinario tiene derecho a no emitir juicios concluyentes sobre los resultados esperados de la atención médica.

5.  Recibir trato respetuoso por parte de los propietarios, así como del personal relacionado con su trabajo profesional.

El médico veterinario tiene derecho a recibir del propietario trato respetuoso, así como información completa, veraz y oportuna relacionada con el estado de salud de la mascota. El mismo respeto deberá recibir del personal relacionado con su trabajo profesional.

6. Tener acceso a educación médica continua y ser considerado en igualdad de oportunidades para su desarrollo profesional.

El médico veterinario tiene derecho a que se le facilite el acceso a la educación médica continua y a ser considerado en igualdad de oportunidades para su desarrollo profesional, con el propósito de mantenerse actualizado.

7. Tener acceso a actividades de investigación y docencia en el campo de su profesión.

El médico veterinario tiene derecho a participar en actividades de investigación y enseñanza como parte de su desarrollo profesional.

8. Asociarse para proveer sus intereses profesionales.

El médico veterinario tiene derecho a asociarse en organizaciones, asociaciones y colegios para su desarrollo profesional, con el fin de promover la superación de sus miembros y vigilar el ejercicio profesional, de conformidad con lo prescrito en la ley.

9. Salvaguardar su prestigio profesional.

El médico veterinario tiene derecho a la defensa de su prestigio profesional y a que la información sobre el curso de una probable controversia se trate con privacidad, y en su caso a pretender el resarcimiento del daño causado. La salvaguarda de su prestigio profesional demanda de los medios de comunicación respeto al principio de legalidad y a la garantía de audiencia, de tal forma que no se presuma la comisión del ilícito hasta en tanto no se resuelva legalmente cualquier controversia por la atención médica brindada.

10. Percibir remuneración por los servicios prestados.

El médico veterinario tiene derecho a ser remunerado por los servicios profesionales que preste, de acuerdo a su condición laboral, contractual o a lo pactado con el propietario de la mascota.

¿Tienes alguna pregunta?

Contactanos